Manténgase informado

En esta pestaña de la web encontrará información periódica con las últimas novedades de nuestro Blog,  en cualquier noticia pulsando sobre seguir leyendo  le abre una nueva pestaña en su navegador que le lleva a esa misma noticia en el blog, cuya nueva dirección en internet es   blog.ataxias-galicia.org

Un enfoque de terapia génica para administrar frataxina, la proteína que es deficiente en pacientes con ataxia de Friedreich (AF), fue capaz de revertir los cambios relacionados con la enfermedad en un nuevo modelo de la enfermedad en ratones, informa un estudio francés. El estudio, " Reversión rápida y completa de la ataxia sensorial mediante terapia génica en un nuevo modelo de ataxia de Friedreich ", apareció en la revista Molecular Therapy . La ataxia sensorial, la falta de coordinación del movimiento debido a la pérdida de información sensorial sobre la posición del cuerpo, es un evento temprano en FA. Los síntomas neurológicos en esta enfermedad se deben principalmente a la degeneración de las neuronas sensoriales y sus fibras nerviosas en la médula espinal y el cerebelo. Las posibles terapias para AF pueden provenir de diversos enfoques, incluida la terapia génica. Los autores demostraron previamente que una estrategia de terapia génica que utiliza virus inocuos para administrar frataxina podría prevenir y revertir la miocardiopatía o la enfermedad del músculo cardíaco, en un modelo de FA en ratones. Sin embargo, la pregunta de si el daño sensorial del nervio periférico (neuropatía) podría revertirse permaneció sin respuesta. En este estudio, los científicos desarrollaron un nuevo modelo de ratón FA, que consideraron más adecuado para probar estrategias de terapia génica para la ataxia sensorial primaria asociada con este trastorno. Este nuevo modelo se dirige más específicamente a las neuronas propioceptivas, que son responsables de transmitir información sobre la posición, el movimiento y el equilibrio del cuerpo. Los ratones también se diseñaron para permitir la eliminación condicional de frataxina en células que expresan parvalbúmina, una proteína de unión a calcio involucrada en diversos procesos fisiológicos, como la contracción muscular, y que se encuentra en músculos, cerebro y otros tipos de tejido. Los investigadores encontraron que el nuevo modelo imita la ataxia sensorial y el daño nervioso asociado con FA, aunque con un curso más rápido y severo. Los ratones exhibieron una pérdida progresiva de coordinación y alteraciones de la marcha. También observaron que las alteraciones en el sistema nervioso central, incluido el cerebelo, ocurrían después del inicio de la enfermedad en la periferia. Las neuronas que carecen de frataxina, aunque son disfuncionales, podrían sobrevivir durante muchas semanas, informaron los científicos. A continuación, administraron vectores virales (portadores) que contienen frataxina en la vena, lo que impidió por completo el inicio del daño del nervio sensorial periférico. La administración intravenosa y cerebral combinada de estos vectores después de la aparición del deterioro del comportamiento revirtió los cambios conductuales, fisiológicos y celulares en una semana. "Nuestros resultados demuestran claramente que las neuronas propioceptivas deficientes en frataxina con fenotipo severo sobreviven durante varias semanas y pueden ser rescatadas rápida y completamente mediante terapia génica en el modelo de ratón", escribieron los investigadores. "Por lo tanto, este estudio establece la prueba preclínica de concepto para el potencial de la terapia génica en el tratamiento de la neuropatía sensorial FA". Fuente: https://friedreichsataxianews.com/2018/06/05/gene-therapy-fully-reverses-friedreichs-ataxia-changes-mouse-study/#at_pco=tst-1.0&at_si=5b47566f37c54d89&at_ab=per-2&at_pos=0&at_tot=2
12.07.2018
Ataxias Galicia
Ningún comentario
Omaveloxolone , candidato en investigación de Reata Pharmaceuticals para el tratamiento de la ataxia de Friedreich  (FA), ha obtenido el estatus de medicamento huérfano de la Agencia Europea de Medicamentos. La decisión de la EMA sigue a la designación de medicamento huérfano de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. Otorgada en junio de 2017 . Se espera que estas designaciones proporcionen soporte regulatorio y beneficios financieros, para acelerar el desarrollo clínico y la revisión de omaveloxolone, y para asegurar la exclusividad de comercialización por un período de tiempo con la aprobación regulatoria. "La designación de medicamentos huérfanos de la EMA es un reconocimiento importante del potencial de la omaveloxolona para convertirse en la primera terapia aprobada para los pacientes afectados por esta devastadora enfermedad", dijo Warren Huff, presidente y director general de Reata, en un comunicado de prensa. Actualmente, la empresa está reclutando aproximadamente 100 pacientes con AF para la siguiente parte de un ensayo clínico de fase 2 (NCT02255435) sobre omaveloxolone, llamado MOXIe. FA es un raro trastorno neurodegenerativo que afecta aproximadamente a 6.000 niños y adultos en los EE. UU. Y 22.000 personas en todo el mundo. Es causada  por la producción deficiente de frataxina, una proteína esencial para el funcionamiento normal de las mitocondrias, que proporcionan energía a las células. Esto conduce a la disfunción mitocondrial y la producción de energía deteriorada, bajos niveles de moléculas antioxidantes que protegen a las células del estrés oxidativo y la inflamación crónica, que finalmente resulta en la neurodegeneración progresiva. Omaveloxolone recibe la designación de medicamento huérfano para FA de la Agencia Europea de Medicamentos. Si bien muchos de los síntomas y complicaciones de FA pueden aliviarse para ayudar a los pacientes a mantener un funcionamiento óptimo durante el mayor tiempo posible, no existe un tratamiento aprobado para reducir o prevenir la progresión de la enfermedad. Omaveloxolone, desarrollado por Reata en colaboración con  AbbVie , es una molécula pequeña diseñada específicamente para activar y activar Nrf2, una proteína cuya función se ve afectada en pacientes con AF. Nrf2 interviene en la restauración de la función mitocondrial, mejorando los niveles de agentes antioxidantes que reducen el estrés oxidativo y bloquean la inflamación, lo que indica que su activación podría ayudar potencialmente a tratar a los pacientes con AF. La seguridad, eficacia y farmacodinámica (los efectos de la terapia y el mecanismo de acción) de la omaveloxolona oral se están evaluando en el ensayo de fase 2 MOXIe internacional, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo. Los resultados informados el año pasado a partir de la primera parte del estudio de escalada de dosis mostraron que omaveloxolone indujo mejoras dependientes de la dosis y del tiempo en la función mitocondrial y de las células nerviosas. La segunda parte de la prueba, que actualmente se está inscribiendo, es un estudio de grupos paralelos diseñado para evaluar la seguridad y eficacia de una dosis diaria de 150 mg de omaveloxolona en pacientes con FA, que serán aleatorizados para recibir omaveloxolone o un placebo. Los resultados de la segunda parte se esperan para la segunda mitad de 2019. El estudio está patrocinado por Reata, en colaboración con AbbVie y Ataxia Research Alliance de Friedreich. Aquellos que completen el estudio MOXIe serán elegibles para participar en un ensayo de extensión para evaluar la seguridad y tolerabilidad a largo plazo de omaveloxolone, en el que todos los participantes recibirán omaveloxolone abierto con 150 mg una vez al día. Fuente: https://friedreichsataxianews.com/2018/07/12/omaveloxolone-granted-ema-orphan-drug-status-fa-treatment/?utm_medium=desktop-push-notification&utm_source=Notifications&utm_campaign=OneSignal
Algunos de los afectados por la enfermedad, tras la conversación con EL ESPAÑOL.  Mónica Ferreirós La Ataxia SCA36 es una enfermedad que afecta al habla, a la coordinación y al aparato locomotor.  En 2011, científicos gallegos descubrieron que la enfermedad llevaba siglos transmitiéndose entre los habitantes de la comarca.  La misma enfermedad fue descubierta en Japón. Ahora los científicos creen que ese puede ser su origen.  10 julio, 2018 01:53 Este es un reportaje de Brais Cedeira para EL ESPAÑOL cuyo enlace ponemos al final de este texto. No es fácil para Raquel Fernández Villar, 52 años, algo tan sencillo como bajar las escaleras que descienden serpenteantes hacia las playas indómitas de Cabana de Bergantiños (A Coruña).  Normalmente precisa de un par de bastones y de alguien que se encuentre constantemente a su lado. Raquel se concentra y desciende posando en cada escalón una pierna detrás de la otra, a pasitos breves. "Paseniño, paseniño", como se suele decir por aquí. A su lado, Juliana la ayuda paciente. Ella sabe que, aunque le queda mucho para la vejez, depende ya de su familia, de sus amigos y de su marido para poder hacer vida normal, pero nada de eso le importa. Como cualquier operación sencilla y cotidiana se convierte para ella en una auténtica odisea doméstica, Raquel se lo toma todo con humor. -Hay gente que se tira de un avión para sentir la adrenalina del momento, un subidón. A mí, ponme una escalera delante y ya lo tienes hecho. Y eso que soy bajita, pero con dos escalones ya me vale. Sé que me caeré. Otra de las cosas que a Raquel le cuesta enormemente es hablar. Cada palabra surge despacio, y procura pronunciarlas con tino para que se entiendan. La enfermedad que padece hace que esta sea una circunstancia ineludible en su día a día. Todo en su vida ocurre a la mitad de velocidad que para el resto. Todo ocurre al ralentí. “Al principio me ponía de mal humor conmigo misma pero ahora he decidido no hacerme mala sangre y mirar todo esto con otros ojos, así que me lo tomo con humor. Es verdad que vas dejando de pintarte, pero ¿tú sabes lo difícil que es hacerse la raya del ojo con ataxia? ¡Es imposible!”. Raquel descubrió la enfermedad hace años cuando, en plena calle, se cayó sin motivo aparente. La enfermedad de la que habla es la Ataxia SCA36, también conocida como ataxia de la Costa da Morte, ya que todos los enfermos y portadores de la enfermedad provienen de ese concello o de otros cercanos. Algo parecido a lo que le sucedió a Rogelio Antelo. A mediados del pasado 2017, Rogelio se disponía a cruzar un paso de peatones cuando trastabilló y sus piernas se pusieron a hacer eses de un lado a otro hasta que casi se cae al suelo. Un hombre que iba en coche paró y le comenzó a increpar con crueldad: “¡Borracho! ¡Vas bo! (Borracho, vas bueno)”, relata a EL ESPAÑOL. Rogelio trabajaba en su propia carnicería desde hacía tiempo cuando se percató de todo esto. “Cuando iba escribiendo los pedidos me confundía porque vas perdiendo el pulso y se te tuerce la letra. Luego ya no sabía de quién era cada cosa”. Tras algunos episodios más (caídas en la calle sin venir a cuento, en zonas llanas) decidió buscar ayuda para saber qué era lo que le pasaba. Algunos de los afectados por la Ataxia SCA36 en Cabana.  Mónica Ferreirós El encuentro tiene lugar en un paraje sin igual. Cabana de Bergantiños es una tierra salvaje cuya costa está formada por la ensenada que esboza el río Anllóns cuando desemboca en las furiosas aguas de la Costa da Morte. Una región a la que le cantaba Eduardo Pondal y de donde, se supone, procede el legendario caudillo galaico Breogán. Es prácticamente el epicentro de la que se cree que partió, en la Edad Media, esta enfermedad degenerativa y hereditaria que afecta a varios centenares de personas en el mundo, que guarda una extraña y misteriosa relación con Japón y que va dejando postrados en silla de ruedas, casi sin poder moverse, a quienes la padecen. Hasta allí viaja EL ESPAÑOL para conocer a los afectados. Algunos de ellos han reconstruido sus árboles genealógicos varios siglos atrás para poder saber de dónde procede su enfermedad. La investigación de doctor Arias Cuando Rogelio se puso a buscar ayuda para saber qué era lo que le ocurría, le recomendaron hablar con el doctor Manuel Arias. Aquel hombre llevaba veinte años trabajando en una extraña enfermedad que había localizado en la zona y podía ser alguien que le dijese a Rogelio lo que le pasaba. En el año 1993, el doctor Arias, jefe de Sección y profesor de Neurología del Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela, recibió a varios enfermos con unos síntomas muy particulares. Llegaban todos de Malpica, Cabana y Ponteceso: todos de la Costa da Morte. Los síntomas eran similares. Al cumplir los 50 años, todos comenzaban a perder equilibrio, a andar como de lado, a caerse por la calle sin tropezarse con nada. El escenario de sus vidas iba cambiando y todo se les hacía más complicado, pero ellos no sabían cómo se podía arreglar. Todos aquellos afectados tenían además, otra particularidad que les unía: conforme pasaba el tiempo, aumentaba su dificultad para articular las palabras. Algunos iban perdiendo oído. “Tenían y tienen una voz muy peculiar, ralentizada. Fui atando así cabos y llegué a la conclusión de que todos ellos tenían que ser de la misma familia”, asegura el doctor Arias a EL ESPAÑOL. “Los enfermos nos comenzaron a detallar sus situaciones. Te llegaba uno y te decía: “Mi padre lo tuvo, mi abuela también y ahora me toca a mí”.Entonces nos dimos cuenta que tenía que ser una enfermedad hereditaria”. Cabana de Bergantiños es la zona cero de la Ataxia SCA36, el mal de la Costa da Morte.  Mónica Ferreirós La cosa se tuvo durante años en un cajón y el doctor Arias investigó con tranquilidad, recopilando los casos uno a uno. Fue en el año 2005 cuando hicieron ya por fin el proyecto con el que diagnosticar qué les estaba pasando a todas aquellas personas con los mismos síntomas de lo que parecía una enfermedad hereditaria. “Unos pensaban que no tenían nada pero ya tenían la ataxia de la Costa da Morte". Les quitamos sangre, les hicimos un estudio genético. En 2011 descubrimos el cromosoma alterado que había mutado (NOP 56) y provocado la enfermedad”. Era una enfermedad nueva, no registrada hasta aquel momento. Arias y su equipo la bautizaron desde entonces como la Ataxia de la Costa da Morte, la Ataxia SCA36. Pronto fueron atando cabos y pudieron determinar que todos los enfermos, así como sus antepasados afectados, procedían de la misma zona geográfica: de los municipios cercanos a Cabana de Bergantiños, en la Costa da Morte. El doctor Arias y el equipo de investigación de la doctora María Jesús Sobrido en la Fundación Gallega de Medicina Genómica (FPGMX) investigaron genéticamente  para encontrar la mutación, con la ayuda de Isabel Silveira de la Universidad de Oporto, pues fue allí donde María García Murias encontró la mutación. La SCA36, mas conocida como la Ataxia da Costa da Morte, está causada por una mutación (expansión intrónica de hexanucleótido)  en el gen NOP56, localizado en 20p13, en concreto por una expansión muy grande en heterocigosis del polimorfismo GGCCTG, localizada en el intrón 1  Al analizar la expansión de la mutación de la ataxia SCA36, treparon por los árboles genealógicos para descubrir hasta qué época podían llegar los afectados. “Analizando esto, se podía determinar que, como mínimo, las primeras generaciones provenían del siglo XIII”. Una enfermedad transmitida de generación en generación desde la Edad Media y que hasta el siglo XXI no se había detectado. Aquello sí que era toda una historia, se dijeron los investigadores. -¿Cómo es que durante tantos siglos nunca se localizó la enfermedad? -En la Edad Media y la Edad Moderna la esperanza de vida del hombre era, en general, baja. Como los síntomas de la Ataxia de la Costa da Morte comienzan a manifestarse en torno a los 50 años, no nos pudimos percatar hasta ahora. En el caso de la Ataxia de la Costa da Morte, se transmite directamente de padres a hijos y se puede heredar tanto por la rama del padre como por la rama de la madre. “Hay una probabilidad del 50% de que la tengas si tu padre o tu madre la tuvieron”. Es como jugar a cara o cruz, como tirar una moneda al aire; es cara o cruz, dice Arias. Ramón, la enciclopedia andante de la ataxia de la Costa da Morte Los afectados de la Ataxia de la Costa da Morte posan todos juntos frente a la ensenada del río Anllóns.  Mónica Ferreirós A las once y media de la mañana, Ramón se baja del coche muy despacio, y la imagen es como si estuviera puesta en slow-motion. Viste elegante camisa, la barba blanca y cuidada y se apoya en dos bastones de los que no se puede desprender. Son su ineludible lazarillo. Bajo el brazo, una carpeta plagada de copias de manuscritos antiguos, impresiones en papel procedentes de archivos en los que buceó durante años en busca de la línea de sus antepasados, tratando así de localizar el origen de la enfermedad. Ramón tiene 65 años y hace once que le concedieron la incapacidad absoluta y se pudo jubilar. La historia que cuenta queda reflejada también por la exagerada e inevitable cadencia de su voz. “Antes de los 70 ya voy a tener que ir en una silla de ruedas. Nos afecta, principalmente, al equilibrio y por eso reproducimos los movimientos que hace uno cuando está medio tomado”, explica Ramón. Entretanto, extrae los árboles genealógicos y los documentos antiguos de su carpeta. Ramón fue de los primeros en ser consciente de la enfermedad. Hace cosa de veinte años, un vecino se cruzó a su hermano cerca de la casa en la que vivían. Minutos antes se había cruzado con Ramón. Lo vio francamente mal. Así que en cuanto se cruzó con uno de su familia se lo dijo: -Oíste, acabo de ver a Ramón y parecía que iba borracho. “Yo recuerdo bien aquello y no entendía nada de lo que decía porque yo es que no he bebido alcohol en mi vida. Igual me veían con esta pinta de haber llegado de tomar un vino de aperitivo pero nada más lejos de la realidad. Los efectos que nos producen son algo similares a los que tiene un borracho, pero lo cierto es que yo no tomo ni gota de alcohol”. Algo después comenzaron las caídas al suelo, los choques con las farolas o los árboles, los tropiezos absurdos en calles sin obstáculos. Ahí también se percató de que algo sucedía. Un ejemplo de los árboles genealógicos que pudieron reconstruirse para indagar en los orígenes de la enfermedad. Mónica Ferreirós Primero le diagnosticaron una ataxia espinocerebelosa en 2004. Años después ya le dijeron que tenía la ataxia de la Costa da Morte. Ramón comenzó a indagar en su pasado para conocer el origen de la enfermedad y ayudar a los investigadores. Se metió en los archivos del arzobispado de Santiago de Compostela. Logró remontarse varias generaciones siguiendo la pista de sus parientes enfermos. “Llegué a encontrar en un testamento ante notario del siglo XVII indicios de que ya existía”. Ramón tiene dos hijos que están en los 40. La probabilidad de que tengan la enfermedad es bastante elevada. La conexión de la ataxia entre Japón y la Costa da Morte Mientras la doctora Sobrido y el doctor Arias avanzaban en sus pesquisas, al mismo tiempo la enfermedad era hallada por otro equipo de investigadores en la otra punta del mundo. Ocurría en la zona del río Ashida, cerca de Hiroshima. Un doctor, el doctor Kobayashi, y su equipo localizaba, casi al mismo tiempo que saliese publicado el estudio de las investigaciones en la Costa da Morte, la ataxia SCA36. La misma variedad que la que se produce solo en la conocida región gallega. ¿Cómo se puede explicar esto? Por el momento, los investigadores gallegos no cuentan con una teoría concreta, sino tan solo con algunas hipótesis muy plausibles que han ido formulando con el paso de los años y con el transcurrir de sus investigaciones. “Todos los pacientes gallegos tienen el mismo haplotipo. ¿Esto qué significa? Que comparten un antepasado común que se remonta, por lo menos, 1.200 años atrás en el tiempo”, argumenta la doctora Sobrido, descubridora con Arias del insólito hallazgo hace ya algunos años. Esta ascendencia de la enfermedad en la línea temporal les ha hecho elaborar diversas hipótesis sobre el modo en que pudo surgir la enfermedad. Una de las teorías que esbozan los expertos, y que comparte Ramón Moreira, es la de que en algún momento de la Edad Media, un marinero gallego portador de la Ataxia de la Costa da Morte embarcó rumbo a Oriente llevándose la mutación a esa otra zona del planeta. La segunda de las explicaciones se produciría en el sentido contrario: un comerciante asiático,  que llegase a Europa con la enfermedad a través de la Ruta de la Seda pasando por Italia. Luego entraría en España e iría a Galicia a través del Camino de Santiago. “Una tercera hipótesis -subraya Arias- sería que la misma mutación se hubiera producido en dos sitios a la vez. Algo que es complicado de que ocurra, pero que también puede ocurrir”. Raquel baja las escaleras camino de una de las playas de Cabana  Mónica Ferreirós Desde que se conoció esa vinculación entre Galicia y Japón, la relación no ha hecho sino ir a más. La extraña conexión ha proporcionado en los últimos años estampas tan simpáticas y surrealistas como la de un grupo de japoneses deambulando por las playas salvajes de Cabana de Bergantiños hace ahora casi dos semanas. Acudían al segundo congreso internacional de la Ataxia SCA36. El primero se celebró en Japón, y hasta allí fueron los investigadores gallegos con sus colegas de profesión y de descubrimiento. Y este año tocó de nuevo. Eso sí, en la otra punta del globo terráqueo. Raquel posee una voz suave y unos ojos enormes como lunas llenas. Se dio cuenta en 2012 que estaba afectada por la enfermedad. Dice que la cabeza le va más rápido que el cuerpo. Que el tiempo pasa más despacio para ella. Que últimamente le está empezando a costar hasta tragar la comida y hasta beber. A veces incluso tiene que ir con mucho cuidado. Que su pareja es su principal apoyo en todo esto. Y que ambos se lo toman con humor. Antes de posar para la cámara, esboza la última frase, la última sonrisa y ríe para siempre. -¿Mi pareja qué tal lo lleva? Inexplicablemente bien, me quiere mucho. Con lo coñazo que soy, todavía no se por qué (risas). Fuente: https://www.elespanol.com/reportajes/20180709/cabana-costa-morte-enfermedad-degenerativa-edad-media/321219042_0.html
11.07.2018
Ataxias Galicia
Ningún comentario
Se puede decir que el yoga ha estado de moda en los últimos años. Sin embargo, es una moda que vale la pena seguir porque trae una cantidad de beneficios infinitos, como aumento de autoestima, flexibilidad, disminución de dolores, y muchos más. No le des más vueltas y lánzate a esta práctica milenaria. 1.     Yoga con Adriene Encontré el canal de Adriene hace tres años. Estaba experimentando dolor lumbar y quería probar algunos movimientos nuevos para ayudar a aliviar mis síntomas. Cuando busqué en YouTube, el video de dolor de espalda baja de Adriene apareció en los resultados. Me conecté instantáneamente con Adriene. Ella es dulce, peculiar y se puede relacionar. Empecé a hojear sus otros videos y me enganché. Volví a conectarme con mi amor por el yoga a través de las clases gratuitas de yoga de Adriene. Adriene alienta a todos a aceptar su cuerpo tal como es y su estilo de yoga consiste en encontrar un movimiento que se sienta bien. Adriene tiene una variedad de videos de yoga disponibles, incluida la increíble serie Foundations of Yoga. Estos videos analizan las poses populares para mostrar la forma adecuada, las variaciones en la postura y cómo entrar y salir de la postura. Si alguna vez sentiste curiosidad por el yoga, pero nunca lo probaste, definitivamente recomendaría probar un video de Yoga con Adriene. Del mismo modo, si has practicado yoga por un tiempo, siempre es bueno volver a lo básico. Además, Adriene organiza un desafío de yoga gratuito de un mes cada enero. Visita su página web o directamente su canal en YouTube para obtener más información. 2.     Bad Yogi Hace dos años, me inscribí en El Reto de Yoga Original con Bad Yogi. Fue un desafío de yoga gratuito de 30 días con Bad Yogi, Erin Motz. Admito que estaba renuente al principio. Hasta este punto, practicaba varias veces a la semana, seleccionaba mis videos favoritos de YouTube, pero no me había separado de mis dos profesores favoritos. No estaba seguro de qué esperar o si me gustaría. En los primeros minutos del primer día, todas mis preocupaciones desaparecieron y disfruté la práctica. 29 días después, oficialmente era fan de Bad Yogi. Erin cree que el yoga es para todos; como ella dice, "del vegano amante de la col rizada al cazador de ciervos galardonado". Ella lo mantiene simple y analiza cada pose. Sus videos son cortos y dulces, y lo más importante, lo hace divertido. Ella publica clases gratuitas de yoga en YouTube todos los lunes. También publica videos inspiradores y a veces divertidos, así como preguntas y respuestas el miércoles, donde responde una pregunta de uno de sus suscriptores. Hay algo para todos en Bad Yogi. 3.     Kino Yoga Durante los últimos siete meses, participé en divertidos desafíos de yoga en Instagram. Estos son una gran manera para que pueda hacer crecer mi práctica, aprender nuevas poses y crear objetivos personales. Uno de esos desafíos me llevó a Kino Yoga en YouTube. La pose del día era una variación epk. Sin un entrenamiento formal de yoga, no tenía idea de lo que eso significaba o lo que parecía. Gracias a Dios por Kino. En el momento en que hice clic en su video, me saludaron con una sonrisa amistosa. Ella me llevó a un calentamiento rápido y me ayudó a aprender cómo entrar en la postura. Desde ese día, Kino es mi opción para la comprensión de poses desconocidas o desafiantes. El canal de Kino es un recurso increíble para cualquier persona que esté interesada, o que esté practicando actualmente, en el yoga. Ella tiene videos fáciles de aprender para principiantes, tutoriales, consejos de atención plena y mucho más. Su canal es una visita obligada para los yoguis nuevos y experimentados. 4.     Yoga with Kassandra Casandra es como el alma vieja de espíritu joven que nunca has tenido (hasta ahora). Tanto si eres un principiante o un experto, Yoga with Kassandra te ofrece una voz tranquilizadora, indicaciones claras y listas de reproducción que van desde los tutoriales de "Yoga para atletas", pasando por las poses de Vinyasa, hasta su canal Yin Yoga especial (ideal para quienes buscan relajantes poses de yoga). 5.     The Journey Junkie Journey Junkie está dirigido por la yogui con sede en Florida, Allie Flavio. ¡Este canal no es para los débiles de corazón! Con algunos de los mejores tramos estratégicos, Allie te hace (amablemente) profundizar en el cuerpo y la mente a través del enfoque centrado. Ella también tiene un gran yoga y otros desafíos mensuales y formas regulares de inspirar su viaje de yoga. ¡Disfruta de una dosis mixta de suavidad y fuerza! Así que ya sabes, crea un plan para tener éxito en tu travesía y abre tu mente a nuevas experiencias. ¡No esperes más! El artículo anterior esta escrito por nuestra colaboradora Descripción de la autora: Edith Gómez  es editora en https://gananci.com/  apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online.   Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben
04.07.2018
Ataxias Galicia
Ningún comentario
Adjunto insertamos las imágenes de 4 páginas completas de La Voz de Galicia hablando del Congreso de Ataxias
► Se investiga la mutación que produce la patología  ► Se inscribe en un proyecto con financiación estatal Pez cebra. AEP La ataxia de la Costa da Morte -enfermedad neurodegenerativa de origen genético cuyo porcentaje mayor de casos se manifestó en esa zona de Galicia- se estudia en el campus de Lugo, en el Laboratorio del Pez Cebra. María Jesús Sobrido, directora del grupo de investigación de neurogenética del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) y una de las investigadoras que identificó el gen causante de la patología, se puso en contacto el año pasado con el laboratorio lucense, dirigido por Laura Sánchez Piñón, para utilizar el pez cebra como modelo en una nueva fase de estudio. La ataxia de la Costa da Morte está relacionada con la mutación SCA-36 en el gen NOP56, y, aunque sus síntomas varían, afecta a la coordinación, al habla y al equilibrio de quien la padece. El pez cebra es idóneo para la investigación porque "tiene un gen muy parecido", al que está vinculado a esta enfermedad en humanos, apunta Sánchez Piñón, que indica que tuvieron que pedir a un centro de recursos de Alemania embriones con esta mutación. "El pez cebra tiene múltiples ventajas, entre ellas que la fecundación es externa y el embrión, los primeros días, es transparente" Esta investigación se incluye en un proyecto más amplio que cuenta con financiación de la Fundación de Investigación Sanitaria para tres anualidades y contempla otras líneas. En el caso del pez cebra, el objeto es ver "qué pasa cuando este gen está mutado, qué es lo que va cambiando para luego poder utilizar los peces para la búsqueda de fármacos", apunta Laura Sánchez Piñón. La enfermedad ya se investigó utilizando ratones, pero el pez cebra puede aportar beneficios con respecto a este modelo, explica la responsable del Laboratorio del Pez Cebra lucense. "Es muy ventajoso para estudios de desarrollo. La fecundación es externa y se pueden ver muchas cosas y con mucho detalle antes de que llegue a adulto porque los primeros días es transparente. Lo que se puede ver con un microscopio confocal en un embrión de pez cebra no se va a ver en un embrión de ratón porque está en el interior de la madre", explica. Además, "para probar compuestos para conseguir fármacos en un ratón es mucho más caro y limitado; en el pez cebra se pueden hacer pruebas tanto a nivel embrionario como adulto; se pueden poner miles y ver cómo responden, lo que permite hacer estudios más finos", añade Piñón. Fuente: https://www.elprogreso.es/articulo/lugo/campus-estudia-ataxia-costa-da-morte-traves-pez-cebra/201807011241551321031.html
La jornada de puertas abiertas resultó un éxito total de asistencia y participación TONI LONGUEIRA  CARBALLO / LA VOZ 02/07/2018 05:00 H Begoña Vila y Belén Louzao, de Óptica Vila de Muxía, realizaban pruebas gratuitas en el polideportivo de Cabana con un retinógrafo para detectar posibles principios o indicios de glaucoma, retinopatía diabética, degeneración macular o esclerosis múltiple. No muy lejos de allí se encontraba Rogelio Antelo Amigo. Rogelio tiene 54 años y en junio del pasado año se realizó la prueba de la ataxia. «En agosto me lo confirmaron. Tenía la denominada SCA36, o variante Costa da Morte». Comentó que, dentro de lo malo, le supuso un alivio: «Pensé que tenía un tumor cerebral o algo parecido». Rogelio, que reside en Corcubión, regentaba una carnicería en Cee. Los primeros síntomas surgieron en el 2012. «Empezaba a escribir mal y sin sentido». Tiene dos hijas: «A la mayor, que tiene 30 años, le hicieron las pruebas, que dieron negativo. Es como si me tocara la primitiva». Rogelio participó en la jornada de puertas abiertas e hizo una valoración muy positiva de este simposio celebrado durante el fin de semana en Cabana: «Hay esperanza porque tenemos muchos y muy buenos investigadores. Hablo de Ángel Carracedo, María Jesús Sobrido y el doctor Arias, ademas de expertos de Estados Unidos, Japón... Tratando de dar con un tratamiento para la ataxia». La jornada de puertas abiertas resultó ser todo un éxito de participación y asistencia.  Hasta el polideportivo y auditorio cabaneses acudieron personas de todas las edades, algunas de ellas, como Rogelio, enfermas de ataxia. Otra clase magistral de Ángel Carracedo  Si había un acto central ese era la conferencia de Ángel Carracedo, director de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica. Ante un abarrotado auditorio, volvió a ofrecer nueva clase magistral sobre genética. Con un lenguaje sencillo y didáctico, analizó enfermedades como el cáncer, la ataxia, la esquizofrenia o el autismo. Y enterró mitos urbanos sobre el supuesto origen hereditario de algunos males como el cáncer. También alertó de la importancia que tiene el ambiente en el que se vive en el desarrollo de algunas dolencias graves. «Estoy convencido de que hay esperanza para los enfermos» Ramón Moreira. Nació en Canduas aunque reside en A Coruña. Padece Ataxia en su variedad SCA 36 o Costa da Morte. En su caso, los primeros síntomas surgieron hace ya un cuarto de siglo: Tenía unos 40 años. «Un día iba caminando por la acera en el polígono de Agrela-Bens, íbamos a tomar un café y me caí al suelo, en una acera lisa y sin agujeros. Rompí el pantalón del traje, fue el primer síntoma de esta enfermedad que yo recuerdo». Ahora tengo dificultad para hablar o caminar, que hago apoyado en 2 bastones. Hoy forma parte de la junta directiva de la Asociación Galega da Ataxias. Ramón Moreira también acudió a las jornadas del simposio ya que formaba parte del Comité Organizador y ayer a la jornada de puertas abiertas de este simposio sobre la ataxia. «El mensaje que hay que trasladar es que hay esperanza para los enfermos. Hay muchos investigadores en todo el mundo trabajando sobre esta enfermedad, que es la ataxia», comentó. Ciencia y sociedad 02/07/2018 05:00 H Es todo un privilegio que unas jornadas de tal nivel científico se puedan celebrar en la Costa da Morte. Más lo será si las contribuciones de los científicos que participan consiguen atajar un mal tan específico de esta zona. Estos actos han sido un punto de inflexión, pero también de interés, y una manera de visibilizar el problema, de que la sociedad en general lo conozca y sepa asimismo qué se está haciendo para atajarlo. Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/corcubion/2018/07/02/cabana-pone-broche-oro-foro-sobre-ataxia-costa-da-morte/0003_201807C2C1995.htm Otro reportaje, este en gallego, pero muy interesante, está escrito por el periodista Manuel Rey para la revista GCiencia http://www.gciencia.com/saude/maria-jesus-sobrido-sca36/
28.06.2018
Ataxias Galicia
Ningún comentario
II SIMPOSIO INTERNACIONAL SOBRE LA ATAXIA DA COSTA DA MORTE  El empeño personal de los doctores Manuel Arias y María Jesús Sobrido, así como de su equipo de profesionales, posibilitaron descubrir una dolencia con raíz bergantiñana Equipo investigador  en el Auditorio de Cabana en septiembre de 2009, foto ANA GARCÍA MARTA LÓPEZ  28/06/2018 05:00 H Seguramente habrán oído hablar alguna vez, aunque sea de oídas, de una rara enfermedad cuyos afectados se concentran mayoritariamente en las orillas del Anllóns bergantiñán: la Ataxia da Costa da Morte. Se preguntarán: ¿Cómo es posible que una dolencia se concentre en un área geográfica tan concreta? Es, en realidad, sencillo: una mutación genética común. Todo comenzó por los 90, cuando aun sabiéndose más bien poco de las ataxias (comparado con los avances actuales), a la consulta del neurólogo Manuel Arias comenzaron a llegar los primeros pacientes presentando un particular cuadro de desequilibrio que empezaba alrededor de los 50 y progresaba poco a poco. Todos ellos, cuenta Arias para la revista del Colegio Oficial de Médicos de Galicia, tenían a uno de sus progenitores afectado por una dolencia semejante, y la mayoría también informaba de que otros familiares la habían padecido. Además, en todo caso procedían de la zona del Anllóns, en Bergantiños. Tras consultar a cerca de una veintena de enfermos, se comprobó que todos presentaban un cuadro semejante: desequilibrio, dificultad leve o moderada para articular las palabras, pérdida de capacidad auditiva y una ligera atrofia de la lengua. A finales del siglo XX se sospechaba que podría tratarse de un subtipo particular de heredoataxia, y en 2005 se comenzó un trabajo de investigación clínica y molecular que, financiado por la Xunta, contó con la presencia de un nutrido grupo de neurólogos comandados por la doctora María Jesús Sobrido. Hicieron un verdadero trabajo de campo, codo con codo con los afectados, visitándoles en sus casas, perdiendo su tiempo libre durante semanas, meses, años. La primera conclusión a la que llegaron fue que el proceso degenerativo comenzaba en la parte central del cerebelo, después pasaba a afectar a los hemisferios y, finalmente, al tronco cerebral. En 2008 Arias presentó en la reunión anual de la Sociedade Galega de Neuroloxía (SGN) todo el perfil clínico de lo que parecía una nueva ataxia espinocerebrosa (SCA). Vinieron entonces nuevos proyectos, experimentos fallidos y muchas, muchísimas horas de investigación, hasta que se dio en 2011 con la mutación causante de la enfermedad. La Ataxia da Costa da Morte pasó entonces a ser la SCA36 (hoy día vamos por la cuarenta y pico) y todo ello tuvo un traslado inmediato a la práctica asistencial. Hoy, la SCA36 es la primera causa de heredoataxia en Galicia (más de 100 afectados reconocidos, 50 portadores asintomáticos y alrededor de 400 sujetos en riesgo), pero ni de lejos el trabajo está todo hecho. «La escasez de recursos -especialmente humanos- es crítica y representa una seria amenaza para dar continuidad a esta línea», confiesa la doctora María Jesús Sobrido. Un ambicioso programa y un día para todos los públicos. La de hoy será una jornada de recepción y descanso para los ponentes del segundo Simposio Internacional de la SCA36, que arrancará mañana con un ambicioso programa de conferencias que no solo explorará todo lo relativo a esta patología, sino también a otras enfermedades afines. Participarán investigadores de Japón, Portugal, España o Alemania, y se estima que alrededor de 80 personas se han inscrito a estas jornadas, siendo la mayoría de ellos neurólogos, pero habiendo también profesionales de otras ramas sanitarias y probablemente algún que otro estudiante. Viernes, día fuerte. Jornada intensa que comenzará a las 9 de la mañana en el auditorio cabanés con unas palabras de bienvenida por parte de Manuel Arias y María Jesús Sobrido, presidentes del comité organizador y del científico, respectivamente. De 9.10 a 11.00 horas se desarrollará la primera ronda de ponencias, centradas en la investigación epidemiológica y clínica, para dar después paso a un breve receso y a la recepción oficial por parte de las autoridades. Las conferencias se reanudarán a las 11.45, centrándose en los avances clínicos obtenidos en los últimos tiempos en la investigación de la SCA36 y en otras ataxias. Por la tarde, tercer y cuarto bloque de ponencias, versando esencialmente sobre la neuropatología y en los patomecanismos de la Ataxia de la Costa da Morte, así como en los modelos celulares y animales que se están empleando en los estudios actuales. Sábado, la clausura. Quinta sesión informativa, en la que se abordarán alternativas terapéuticas. Intervención de Arias y Sobrido con las conclusiones del simposio antes de dar paso a la de clausura. Domingo, para todos. Jornada de puertas abiertas entre el pabellón y el auditorio con una conferencia de Ángel Carracedo y la entrega de premios de un concurso escolar. Además, habrá talleres interactivos. «Los científicos tenemos que aprovechar y dar a conocer Galicia» El de Cabana será el segundo simposio de este tipo que se celebre, después de que científicos japoneses abrieran la veda en 2016, invitando a los doctores Arias y Sobrido. ¿Y por qué harían en Japón un congreso de la Ataxia da Costa da Morte? Pues porque en este lejano país asiático se han descubierto casos muy similares de esta misma patología. Por extraño que pueda parecer, este fenómeno es relativamente frecuente en lo que a enfermedades se refiere, y los investigadores barajan dos hipótesis: o bien un antepasado común que pudo haber vivido hace unos 3.000 años, o bien que se haya dado la misma mutación en dos lugares aislados por completo azar. Esta última teoría, aunque muy improbable, no se puede descartar aún, explica la doctora María Jesús Sobrido. «Sin nosotros saberlo, mientras estudiábamos a todas estas familias, el grupo del doctor Koji Abe también llevaba a cabo una investigación similar, y acabamos topándonos con la misma mutación», explica Sobrido. «Cuando acabó el del 2016 pensamos que sería una pena que no se siguieran haciendo estos congresos, al menos cada par de años, y enseguida nos miramos, les miramos, y pensamos: ‘pues nos tocará a nosotros la próxima’», añade la doctora, quien sintió la necesidad de corresponder a los esfuerzos realizados por los japoneses. Lo que no quedó definido entonces fue que sería Cabana la sede del futuro encuentro internacional, pero desde el comité organizador consideraron que lo lógico sería «acercarlo» a los pacientes y familias. «¿Por qué hacerlo en Santiago, si los afectados están en Bergantiños? Estamos muy ilusionados de poder traerlo aquí, a Cabana». Además, confiesa Sobrido, «los científicos tenemos que acordarnos de aprovechar estas excusas para dar a conocer Galicia. Que no sean solo las ciudades. Hay mucho más». Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/2018/06/28/ataxia-da-costa-da-morte-cuarto-siglo-investigaciones/0003_201806C28C7991.htm
Mañana comenzará en Cabana el segundo congreso internacional sobre la SCA36. Lo cuenta Juliana Moscoso, presidenta de la Asociación Galega de Ataxias Juliana Moscoso PRESIDENTA de la Asociación Galega de Ataxias, foto de CESAR QUIAN CRISTINA VIU  CARBALLO / LA VOZ 27/06/2018 07:40 H Juliana Moscoso es desde hace dos años la presidenta de la Asociación Galega de Ataxias, que ha organizado el segundo congreso internacional sobre la SCA36 Ataxia de la Costa da Morte. El primero se celebró el 1-2 de julio de 2016 en Japón, donde la enfermedad es prácticamente la misma. Juliana Moscoso nació un 13 de agosto de 1964, su madre es de Seaia y su padre, de Buño. Es esa línea paterna la que ha transmitido la enfermedad. «Mi padre empezó sobre los 62 años, que es bastante tarde, y mi abuelo a los 50 más o menos. Yo tengo 53 años y aún no tengo síntomas, pero sé que he heredado la enfermedad», dice. -¿Cómo lleva el hecho de saber que más pronto o más tarde padecerá usted la enfermedad?  -De la mejor forma que puedo. Soy optimista y alegre y viví la enfermedad a través de mi padre y mi abuelo y en su caso no fue demasiado grave. Hay mucha gente que está mucho peor, que realmente sufre mucho. Tengo dos hijos, de 35 y 23 años, y un nieto de 5 meses. Ellos no se han hecho las pruebas, son demasiado jóvenes y, de momento, no les preocupa. -¿Por qué usted sí y ellos no?  -Mi hija me dijo que iba a tener hijos igual, que no cambiaría nada, por lo que no necesitaba saberlo. Yo me hice las pruebas genéticas porque se las hicieron a mi padre y soy muy inquieta y yo prefería saber que quedarme con la duda. Hace unos años vimos que había comenzado a andar como el abuelo. Era un hombre muy deportista y tropezaba mucho cuando iba a correr y caminaba de lado. Empezamos por el neurólogo y fuimos siguiendo hasta que le diagnosticaron la Ataxia de la Costa da Morte. Entonces entendimos qué es lo que tenía mi abuelo. Ahora mi padre tiene 73 años, anda razonablemente bien y no usa bastón. Le ayuda mucho hacer ejercicio e ir a fisioterapia y al logopeda. -¿Por qué organizaron el congreso?  -Para nosotros es importantísimo porque mucha gente ignora que existe la enfermedad, ya que es una de las llamadas raras. Vienen especialistas de todo el mundo, sobre todo de Estados Unidos y Japón. Si reunimos tantas cabezas pensantes algo bueno saldrá, alguna reflexión, porque la investigación es lo que más necesitamos. -¿Están satisfechos?  -Nunca es suficiente porque es una enfermedad que no tiene ningún medicamento, no ya para curarla, sino para retrasarla, para que el proceso, la evolución, sea más lenta. -¿Cuánta gente que ustedes tengan noticia sufre la enfermedad?  -Hemos sabido más desde que se interesó el Grupo de Medicina Xenómica. Calculan que debe haber unos 150 afectados y otros 40 o 50 portadores del gen. En el futuro serán unos 400 porque la enfermedad se va transmitiendo y multiplicando. -Han cambiado mucho las cosas.  -Con mi abuelo no sabíamos qué le pasaba. Ellos estuvieron muchos años emigrados en Inglaterra y cuando volvió la gente decía que tenía Parkinson, que es una enfermedad más conocida y tiene algunas similitudes con la Ataxia de la Costa da Morte. Después un ictus lo encamó. Todo se le achacó a ese ictus. Entonces la gente moría mucho antes y la enfermedad en muchos casos no llegaba a desarrollarse. -¿Qué pretenden conseguir con las actividades para niños durante el congreso?  -Que vayan conociendo la enfermedad, que forme parte de la cultura de la zona. Por eso convocamos un concurso literario y otro de fotografía y el domingo entregaremos los premios. Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/2018/06/27/span-langgl-53-anos-sintomas-spanspan-langgl-se-heredado-enfermedadspan/0003_201806C27C12991.htm#
26.06.2018
Ataxias Galicia
Ningún comentario
II Symposium Internacional sobre a SCA36-Ataxia da Costa da Morte en Cabana de Bergantiños Na comarca da Costa da Morte existe una enfermidade hereditaria e dexenerativa, que adoita afectar a persoas maiores de 45 anos e sole cursar con desequilibrio, dificultade para artellar as palabras, perda de agudeza auditiva e atrofia da lingua. Tales síntomas progresan lentamente, de xeito que os doentes poden aínda camiñar con apoio despois de 10 anos do inicio da sintomatoloxía. Presentación en el día de ayer 25/06, del congreso en rueda de prensa; desde la izquierda, el doctor Manuel Arias Gómez profesor de la Facultad de Medicina del comité científico y presidente del comité organizador; la doctora Celia Pérez Sousa del comité científico y organizador;  doña Juliana Moscoso presidenta de A.G.A; Carmen López Rodríguez directora Sociosanitaria de FEGEREC  y Begoña García Cepeda de la Consellería de Sanidade y Jefa del Servicio de Atención a Pacientes . Esta doenza chámase SCA36-Ataxia da Costa da Morte: desde o 2012, grazas o traballo de investigadores galegos do Instituto de Investigación de Santiago de Compostela, se coñece a alteración xenética causal, en concreto un tipo de mutación moi especial (expansión dun hexanucleótido no xene NOP56, localizado no cromosoma 20). Tal tipo de mutación, herdada de xeito dominante, é semellante a doutra enfermidade heredodexenerativa que da lugar a demencia ou a esclerose lateral amiotrófica (ELA), ou ben a ambas combinadas. Un padecemento semellante A SCA36 foi descuberto tamén en Xapón. Nestes intres se sabe que na Costa da Morte hai unhas 50 persoas asintomáticas que son portadoras da mutación e uns 150 afectados. Ademais calculamos que uns 400 están en risco de padecer a enfermidade. Estamos fronte a unha doenza rara pero concentrada, que agora en números absolutos podemos afirmar que é a ataxia espinocerebelosa mais prevalente en Galicia e mesmo en España. Nos vindeiros días 29 e 30 do presente mes de xuño terá lugar en Cabana de Bergantiños un Symposium Internacional sobre a SCA36, no que participarán investigadores básicos e clínicos de Xapón, USA, Portugal, España, Alemaña. Falarase de mecanismos patoxénicos, modelos animais (peixe cebra, rato transxénico), novos datos clínicos e evolutivos así como modalidades terapéuticas presentes e futuras. O día 1 de xullo terá lugar una xornada de portas abertas (para todo o público) na que se levarán a cabo talleres e charlas divulgativas; así mesmo se entregarán os premios de séndoos concursos de fotografía e literatura. Tamén poderá ser visitada una exposición sobre a temática que se prolongará dúas semanas. A organización deste Symposium Internacional está sendo levada a cabo por profesionais das Xerencias de Xestión Integrada da Coruña e Santiago, así como as asociacións de doentes AGA e FEGEREC e o Concello de Cabana de Bergantiños. Conta coa Presidencia de Honra do Presidente da Xunta entre os membros de honra atópanse os Conselleiros de Sanidade e Política Social. PROGRAMA DE LA JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS 10:00-12:00: Talleres interactivos 12:00-13:30: Conferencia de clausura "Pescando xenes" Dr. Ángel Carracedo, director de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica. Anuncio y entrega de los premios del Concurso Literario y Concurso de Fotografía “Conociendo/descubriendo las ataxias" Harán la entrega de los premios miembros del comité organizador y se contará con la presencia del escritor Suso de Toro. Resumen de las conclusiones y avances del II Simposio Internacional SCA36 Dres. Manuel Arias y María Jesús Sobrido, Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago. Clausura oficial Sr. José Muíño, Alcalde del Concello de Cabana de Bergantiños 17:00 -19:00: Talleres interactivos Más información en: http://sca36symposium2018.org Fuente:http://www.entrenosdigital.com/articulo/sanidade/ii-symposium-internacional-sca36-ataxia-da-costa-da-morte-cabana-bergantinos/20180626092701005878.html

Contacto

 

Asóciate.

 

Si deseas hacerte socio/a, aquí puedes descargarte el impreso

 

• Colabora con un donativo que puedes realizar nuestro nombre, en la cuenta de ABANCA: ES34
2080 0500 5430 4046 9502
 

Asociación Galega de Ataxias
Calle Solís s/n
15009 A Coruña

 

Correo electrónico: info@ataxias-galicia.org

ataxias.galicia@gmail.com

 

También puede llamarnos a los teléfonos:  

 

Juliana Moscoso 660 257 949  

Lolo Centoira       655 977 106

Ramón Moreira  629 178 566

 

Nuestra oferta

 

Ofrecemos diversos servicios a través de la Federación Gallega de Enfermedades Raras e Crónicas <FEGEREC> con telf. 981 234 651 de la que formamos parte como socios fundadores.   www.fegerec.es 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Galega de Ataxias